Header

Verano - Capitulo 11

Estoy de nuevo en estos momentos de mi vida en donde se exactamente como estoy hoy y como estaré al día siguiente. Una extraña bipolaridad que intercala mi mundo día a día. Hoy me he despertado y he visto al otro lado de mi cuarto a quien es en este momento mi compañera de cuarto, Cristiana la portuguesa, con sus senos al aire y una pequeña tanguita. La observe por unos segundos, hermosa, perfecta. Cuando la gente duerme luce su estado perfecto de belleza, inocente y desprevenido. Explorando su mundo interno donde tranquilamente puede vivir en su realidad sin que nadie interfiera en ella. Y ese fue solo el primero de una serie de eventos afortunados.

Baje a la cocina a ver que podía ver por ahí para asaltar y no tener que prepararme desayuno y encuentro un paquete de galletas abierto. Recuerdo con alegría la mantequilla y el dulce de leche que había en la nevera. La abro y encuentro un yogour con un post-it con mi nombre (Cristiana un beso gigante por esto). Decido sentarme a desayunar tranquilamente, no en el subte como hago día a día (que en realidad lo hago por que es citadino al 100). Afortunadamente lo hice, ya que la linea B estaba lenta y los vagones iban a full y hubiera sido algo incomodo estar apretujado y con una tasa de café en las manos. Al contrario de la linea B, la D iba vacía completamente y pude sentarme tranquilamente sin la necesidad de correr a luchar por un asiento (mal que pensé solo existía en el Metro de Medellín). Al frente mio se sentó una linda chica oriental, intente cruzar la mirada con ella pero se quedo dormida de inmediato. La observe unos instantes, llevaba el cabello negro y liso, aretas azules que se caían en su cuerpo delicadamente, una camisa negra, faldita de jean y unos converse negros. Ante los ojos de un oriental seria muy seguramente una chica mas, pero ante los mios tenia una belleza que irradiaba todo el vagón. Al rededor casi todos dormían y comencé a contagiarme del sueño. mi viaje dura 20 minutos y recorre casi 10 estaciones así que decidí darme también una siestica. desperté en la estación previa a mi destino y ya no estaba la joven chica oriental. Llegue a mi estación y me baje del tren justo al frente de la escalera eléctrica, mientras subía revise mi reloj: 8:00 am, ya debería de estar en el trabajo. no importa, pensé, caminare tranquilo.

Llegue 5 minutos tarde al trabajo, pero como soy yo el único que mira el reloj a la hora de llegada y de salida de mis compañeros no me dije nada ni me mire con cara de desapropiación: yo tengo mis permisos. Manuel, el compañero al que remplazo y que siempre, para molestia mía, se queda trabajando 1 hora mas hoy salio de inmediato apenas entre. Tan solo se despidió de mi rápidamente y se fue. por primera vez en días no tuve que aguantarme sus pelotudeses, sus chistes fuera de todo y pasados de confianza y milagrosamente tampoco su ineptitud (ni sus pendejas y prohibidas sandalias en el trabajo). se preguntaran por que me molesta que se quede a trabajar mas tiempo del facturado, pues les responderé: La gente que trabaja mas tiempo del que le pagan lo hace por dos razones, la primera es por que son ineptos y no son capaces de hacer su trabajo en el tiempo en que se supone deberían hacerlo y segundo por que a los que tenemos organizado nuestro horario para hacerlo todo dentro de nuestras 8 horas de trabajo facturado nos hacen ven como unos perezosos que no se entregan por la empresa. El clima durante todo el día estuvo perfecto, nubado y frió (cuando estas acostumbrado a días de 32 y 35 grados 26 te congela) con algunos chaparronsitos de agua. En medio de la jornada apareció de repente quien es legalmente mi jefe y que esta remplazando al director de RR.HH mientras el esta de vacaciones y llevaba toda esta semana haciéndose el bobo con el tema de mi seguro social y hoy apareció con todos los papeles cuadrados.

Al llegar a mi casa, descubro que ya todos los arreglos del ultimo mes estaban terminados. Pude sentarme a descansar tranquilamente y por fin escribir algunas lineas de nuevo y revisar algunos escritos. Cruzo unas palabras con Cris, una chica española, y me pregunta por mi disco de La Monja Enana, un grupo de techno pop español, y triste le comento que se me ha perdido. Alguien lo ha desaparecido solo por que no les gustaba. Joder tio! pero si tu sabes como son las cosas en esta casa, uno deja algo en un lado y aparece al mes en otro. Seguro que lo buscas y lo encuentras. Y efectivamente, lo busque y lo encontré.

ahora, tranquilo, descansado y escuchando Mi novio es un robot puedo volver a escribir. Solo me falto conocerte por fin.

6 comentarios:

Frau M. dijo...

Como siempre escribiendo bonito ^_^ y ya casi no hay errores de ortografía...hmmm, debe ser que estás usando un buen corrector. Pero vaya que escribes de mujeres! Parece que si te lo propusieras, le quitarías el puesto a El Anatomista (hablando de ese tipo de literatura) :Djajajaja.

Ojalá algún día escribieras también de otras cosas. Como aquel libreto tierno y raro que me entregaste esa noche de luna...llena?

Ahh... la lune! que importante era para ti. O aún lo es?

Un abrazo para ti

ELENA dijo...

ke mas pues??? hey me hace mucha falta conversar con vos, o aunke sea leerte, cuando te vas a conectar pa ke me hagas reir un poco??

Anónimo dijo...

hola, he encontrado un hombre diferente... que escribe muy bien y que piensa en las mismas cosas, solo que mas maduro... quizas mas en paz, quizas menos incomodo con la soledad.

un abrazo
Liz

Anónimo dijo...

ayy pense que habias escrito algo nuevo!!!!!

escribe paulo

suerte

Anónimo dijo...

oye.. y cuando vas volver a escribir!!!!

no olvides la manias..... puede con el tiempo pierdas cosas realmente interesantes...

Ademas, tu prometiste que tendria un 10 % mas que hablar con mis amigos..... ajajaja

no crees!!!
LIZ

Fritz dijo...

Paulo es un ser de un mundo aparte, un genio, un salvador, un beatnick de los que no fardan en lugares públicos. Adelante con el proyecto y cuenta conmigo, allende los mares. Sí, en el Jardín de las Hespérides.